Departamento Contencioso

Nuestra práctica contenciosa incluye todas sus diversas formas: litigios judiciales y extrajudiciales, así como también arbitraje. En virtud de que nuestra clientela se encuentra presente en caso todos los sectores de actividad de nuestra economía, nuestra práctica contenciosa es amplia y diversa.

Participamos en litigios a lo largo y ancho de todo el país, tales como:

  • Litigios societarios, civiles y comerciales (de responsabilidad contractual y extracontractual)
  • Litigios bancarios (recuperaciones de activos con y sin garantías, así como litigios ordinarios y también complejos)
  • Reorganizaciones empresariales
  • Concursos
  • Arbitraje (actuando tanto de árbitros como de asesores de parte)
  • Contencioso administrativo

Nuestro asesoramiento recurrente a instituciones financieras nos ha provisto de sólida experiencia en litigios bancarios relacionados con cartas de crédito, juicios ejecutivos, secreto bancario, recuperaciones de activos, refinanciamiento, ejecuciones de garantías, y juicios por responsabilidad bajo contratos bancarios.

Dada nuestra reputación en el mercado bancario, tuvimos el honor de ser seleccionados por el Banco Central del Uruguay para actuar como consultores en juicios altamente sensible relacionados con la crisis financiera que sacudió al país en el año 2002.

Asimismo, nuestro asesoramiento recurrente a compañías nacionales y multinacionales de diversas industrias coloca a nuestro departamento contencioso a la cabeza de litigios diarios así como de litigios complejos en los que está en juego la suerte de una compañía.

Más recientemente, a través de nuestro socio principal Fernando Jiménez de Aréchaga, quien tiene una sólida reputación como árbitro (es miembro de la bolsa de árbitros de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, y también es árbitro de la Cámara de Comercio Internacional), nuestro Estudio tuvo un aumento significativo de su práctica en arbitrajes. Dos profesionales más de nuestro Estudio, el socio Héctor B. Viana y el asociado senior Nicolás Brause han sido incluidos recientemente en la bolsa de árbitros de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, lo que denota la presencia preponderante que ha ganado nuestra firma en materia de arbitraje en Uruguay.

Nuestro departamento contencioso se encuentra manejando y liderando el concurso más resonante que existe en el país contra la aerolínea de bandera nacional PLUNA, y ha obtenido victorias claves en este proceso durante el año 2014.

También manejamos el trabajo contencioso diario de clientes como McDonald’s, Ericsson y Pepsi.

El asociado senior Nicolás Brause es además profesor adjunto en Derecho Concursal, y se especializa además en arbitrajes y en defensa de la competencia.

Mariela Ruanova, también asociada senior, encabeza el equipo que provee asesoramiento legal diario al Banco Santander, el banco privado más grande del país.

De los casos más importantes en que el departamento contencioso ha estado activamente involucrado en el pasado reciente, vale destacar los siguientes:

  • Representación de dos corredores de bolsa actuando en su calidad de fiduciarios de fideicomisos de inversión creados con los flujos de caja de la aerolínea quebrada PLUNA derivados de la venta de pasajes por internet. Ante la interrupción de operaciones de la aerolínea, y luego de su concurso, nuestros clientes tenían créditos impagos por la suma de US$ 15 millones.
    En el caso judicial más notorio que existe actualmente en Uruguay, nuestra firma juego un rol principal en la Comisión de Acreedores del concurso de PLUNA y ha obtenido victorias claves en el año 2014, incluyendo la declaración de insolvencia culpable del deudor, el remate de siete aeronaves por un valor total de US$ 71 millones y la declaración del Estado uruguayo como acreedor subordinado y, por ende, su exclusión como acreedor habilitado a cobrar su crédito con el producido del remate anteriormente mencionado.
  • En la demanda promovida por nuestro cliente American Express (AMEX) contra Bank of America (BofA) derivada de la cesión por parte del segundo al primero de pagarés emitidos en el marco del Convenio ALADI de Pagos y Créditos Recíprocos, nuestro Estudio se encuentra representando al actor en este proceso judicial por un valor de aproximadamente US$ 15 millones. Los pagarés – que habían sido adquiridos por BofA de Banco Atlantis – no correspondían a operaciones comerciales subyacentes sino a un fraude cometido por este último. En consecuencia, se demanda en virtud de la violación de la garantía de existencia y legitimidad de los créditos cedidos que existe en toda cesión de créditos bajo Derecho uruguayo.
  • Nuestro Estudio representa a un grupo de inversores locales y extranjeros en su reclamo contra la compañía estatal petrolera ANCAP, derivado de una estructuración financiera que realizaron nuestros clientes y que permitía a ANCAP repagar sus US$ 750 millones de deuda con su par venezolana PDVSA. Nuestro cliente estructuró un complejo vehículo financiero que permitía dicho repago a través de un único pago de US$ 400 millones pero, sin embargo, fue intempestivamente desplazado de ese rol de agente estructurador para ANCAP. El reclamo de nuestro cliente nacía de un incumplimiento contractual por honorarios de estructuración. Luego de conducir negociaciones con ANCAP y con el Ministerio de Economía y Finanzas, se logró un acuerdo transaccional por el cual se le encomendó a nuestro cliente una transacción idéntica a la transacción de la cual había sido desplazado, por el mismo monto y con el mismo propósito.
  • En un litigio societario promovido por accionistas minoritarios de Mayfer S.A. (una compañía que vende equipamientos agropecuarios) contra la compañía y sus directores alegando que habían sido injustamente diluidos (i.e., sin aprobación de los accionistas) a través de una capitalización obligatoria de resultados acumulados que realizó la compañía, nuestra compañía defendió exitosamente a los demandados, obteniendo una sentencia que desestimó la demanda.
  • Bajo un programa de clemencia, una compañía de la industria del tomate denunció la existencia de un cártel en el mercado. La investigación que siguió a esa denuncia por parte de la Comisión Nacional de Promoción y Defensa de la Competencia desembocó en una propuesta de resolución por la cual se aplicarían severas multas a nuestro cliente. La citada comisión primero y el Ministerio de Economía y Finanzas después mantuvieron la resolución propuesta. Actualmente, el expediente se encuentra a estudio del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (la instancia judicial superior en materia contenciosa administrativa).
  • En el contexto de la investigación por cártel indicada anteriormente, la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia inició una segunda investigación contra nuestro cliente alegando una manipulación de licitaciones en la industria del tomate realizadas por una agencia de compras estatales. Nuestro Estudio fue llamado a responder ante una propuesta de resolución de la citada comisión.
  • Un desarrollador inmobiliario que había contratado a una compañía constructora uruguaya para la construcción de tres edificios nos contactó alegando que existían defectos en dichas construcciones, se iniciaron tres procesos arbitrales (uno por edificio). En paralelo, la constructora reclama el pago total bajo los contratos de construcción y ejerció derecho de retención sobre las obras. Nosotros solicitamos, y en última instancia obtuvimos, resoluciones de la justicia ordenando el desalojo de la obra.
  • En materia de arbitraje, representamos exitosamente a SanCor Argentina y a SanCor Brasil en una demanda de US$ 10 millones por rescisión injustificada de contrato de distribución promovida por uno de sus distribuidores en Brasil, demanda que fue desestimada.
SUBIR